Qué es y qué no es “lenguaje claro”

Entre libros, papers y artículos que leí para la tesis, encontré trece (sí, ¡trece!) formas de hablar de “lenguaje claro” en español y en inglés.

Este panorama semántico tan diverso me llevó a preguntarme qué es y qué no es “lenguaje claro”. ¿Qué significa cada concepto? ¿Son sinónimos? Hoy les propongo hacer un repaso para ver qué alcance tiene cada uno.

Lenguaje claro, lenguaje llano y lenguaje sencillo

Lenguaje claro, lenguaje llano y lenguaje sencillo son sinónimos. Suelen utilizarse indistintamente, aunque las preferencias varían según el país. Por ejemplo, en Argentina, Chile y España encontramos “lenguaje claro” mientras que en algunos textos de Argentina*, Colombia* y Perú* también hablan de “lenguaje llano” y “lenguaje sencillo”. Estos tres conceptos se aplican en ámbitos como la administración, el derecho, la economía y la ciencia.

Lenguaje ciudadano

El lenguaje ciudadano surgió en México en 2004 gracias al esfuerzo de la Secretaría de la Función Pública que promueve la transparencia en las comunicaciones de la Administración Pública. Es decir que el lenguaje ciudadano es el lenguaje claro que se utiliza “con el propósito de fortalecer la transparencia, la rendición de cuentas y la calidad en el servicio público”. Hoy también encontramos referencias al lenguaje ciudadano en el Parlamento Europeo (Citizens’ language).

Lectura fácil y lenguaje simplificado

La lectura fácil nació en Suecia en 1967. Es una técnica de redacción y adaptación de textos dirigida a:

🔸 personas con discapacidad intelectual

🔸 personas que tienen escaso manejo del idioma oficial del país donde viven

🔸 niños y niñas que empiezan a leer

🔸 personas mayores que lo requieran

🔸 personas con dificultades para comprender mensajes escritos

Lenguaje simplificado es un sinónimo de lectura fácil.

Plain language, plain English y plain writing

Plain language, plain English y plain writing también son sinónimos, pero su uso varía según el contexto. “Plain language” es más frecuente en textos académicos y artículos periodísticos, y es más abarcativo que “plain English” porque se puede utilizar para todos los idiomas. “Plain writing” es el término elegido por la ley estadounidense de lenguaje claro (Plain Writing Act of 2010) y se usa en todas las agencias gubernamentales de ese país.

Clear writing, clear communication, user-focused writing y clear language and design

Clear writing, clear communication, user-focused writing y clear language and design son las denominaciones preferidas por algunos expertos (como Dominique Joseph) porque consideran que así abarcan los tres elementos de la definición de lenguaje claro:

Una comunicación está en lenguaje claro si la lengua , la estructura y el diseño son tan claros que el público al que está destinada puede encontrar fácilmente lo que necesita, comprender lo que encuentra y usar esa información.

Recordemos que, si bien hablamos de lenguaje (claro, llano, sencillo, etc.), una comunicación clara abarca no sólo el aspecto lingüístico sino también el diseño y la estructura de esa información.

Espero haber aclarado el panorama tan variado de denominaciones de lenguaje claro. Eso sí, no son conceptos estancos. Por eso, los y las invito a enriquecer este artículo con otras nociones, ideas o conceptos. Yo misma voy a actualizarlo de tanto en tanto.

¡Hasta la próxima!

 

* Por ejemplo, el Manual de Estilo y Lenguaje Llano de la Auditoría General de la Nación (Argentina), el sitio web de la Escuela Peruana de Lenguaje Claro, o la Guía de Lenguaje Claro para servidores públicos de Colombia.